Empoderamiento ciudadano para transformar las ciudades

La participación activa de los vecinos es uno de los elementos clave de las Ciudades Inteligentes. SCEBA tendrá un espacio pensado para vivir la experiencia smart.

Hacer una ciudad inteligente es un desafío en el que participan todos: los gobiernos, las empresas, las organizaciones civiles y por último –pero no por ello menos importante–, el vecino.

De hecho, según coinciden los principales expertos globales del movimiento Smart Cities, los ciudadanos son los verdaderos protagonistas de la transformación del espacio urbano.

“Si el objetivo de una Smart City es mejorar la calidad de vida de la gente, hay que poner a la gente en el centro de las acciones”, resume Pilar Conesa, una de las mayores referentes en innovación aplicada a ciudades y curadora del Smart City Expo World Congress, que se celebra todos los años en Barcelona, España.

 


Al respecto, la ciudad de Buenos Aires es una de las capitales latinoamericanas que más avanzó en los últimos años para sumar a sus habitantes a la mesa donde se toman las decisiones.

Cada vez son más los porteños que se interesan por el programa Participación Ciudadana, una iniciativa del Gobierno de la Ciudad pensada para que los vecinos puedan aportar ideas, compartir propuestas e incluso votar sobre temas puntuales de la agenda urbana.

Por el momento, ya son más de 3.000.000 los votos que recibió la plataforma para definir cuestiones como, por ejemplo, el posible ingreso de mascotas a los restaurantes o bien la extensión del horario del servicio de subte.

En este último caso, la participación marcó un récord: votaron unos 511.000 vecinos, de los cuales el 84% eligió extender este transporte público de 5.30 a 23.30 de lunes a viernes y de 6 a 24 los sábados.

En esta línea, Smart City Expo Buenos Aires también será un espacio de integración y empoderamiento ciudadano.

En las adyacencias del nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones, funcionará del 28 al 30 de septiembre, el espacio Smart City Plaza.

Se trata de un lugar ideado para que los vecinos puedan vivir la experiencia de una ciudad inteligente en un entorno real y junto a la activa participación de las empresas que apoyan el congreso.

“Podemos aplicar a una ciudad ideas muy innovadoras pero si la gente no participa de forma activa, no hay ciudades inteligentes.”, concluye Conesa.

Al fin y al cabo, tal como sostiene la especialista catalana, “la inteligencia está en las personas”.